domingo, 24 de abril de 2011

Un cuento

Palacio Episcopal de Gaudi en Astorga, foto de Gloria Reyna


Casitas de muñeca,
eso le parecen los edificios vecinos
cuando con la luz apagada los observa.
Cada noche se sienta con la
ventana abierta a contemplar
las idas y venidas, el encender y
apagarse de luces, de siluetas
que le parecen extras de película.
Mientras, piensa en un pasado
ya lejano, alegre y despreocupado,
que ahora le cabe en un bolso:
- unas medallas de latón, unas
estampitas de santos, y un
monedero con cuatro reales.
La voz de su nieta la vuelve
a la realidad.
- Yaya, cuéntame un cuento.
Acaricia la cabeza de la niña 
que sentada en el suelo,
apoya la cabeza en sus rodillas.
y empieza con el mismo cuento
de todas las noches.
-Erase una vez, un rey que tenía
tres hijas, las metió en tres
botijas y las tapó con pez
- ¿Quieres que te lo cuente otra vez?
- Si, contesta la niña
Y de nuevo, empieza:
-Erase una vez .....

2 comentarios:

  1. Gracias por hacerme recordar a la mia. Besos

    ResponderEliminar
  2. Eso es la iglesia de Gaudí en Astorga, muy bonita Gloria, saludos

    ResponderEliminar

Gracias por leerme