domingo, 3 de julio de 2011

Pluma y papel

Foto de Gloria Reyna


Escribimos con pluma fina,
ajustándonos a las líneas paralelas
que guían nuestra letra
para que aparezca legible y armoniosa.
Pero un ligero y fortuito golpe vuelca el tintero
y la suave línea se pierde ahogada
bajo la lenta e implacable mancha
Un estigma en nuestro curriculum vitae.
Nada detiene su discurrir,
ni debilita la intensidad de su color
ni la profundidad de su calado y
un simple soplo bastará para esparcir ese dolor.
Sólo cabe mantener el pulso firme y,
si es preciso, comenzar de nuevo.

6 comentarios:

  1. Así le escribí a mi block de notas... una vez más coincidencias
    Felicidades, me gustó

    ResponderEliminar
  2. Volver a empezar. Te recomiendo tener a mano un secante

    ResponderEliminar
  3. Mas vale tarde que nunca,
    bonita poesia, un placer pasar por tu casa.
    que tengas una feliz semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. A mano un secante, y también un sextante, para no perder de vista el horizonte...

    (Cariños y abrazos gigantes desde este Sur Meridiano!)

    Paula

    ResponderEliminar
  5. Hola, bellísimas letras visten este adorable blog, un lijo, si te va la poesía, la palabra elegida, te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen día, besos de agua...

    ResponderEliminar
  6. Gracias a todos por sus comentarios.
    Brisos

    ResponderEliminar

Gracias por leerme