martes, 4 de diciembre de 2012

Flor de sal

Atardecer en Menorca


¡Mar, despierta!
mira el velero de alas blancas
que recala en la playa
como el beso en los labios
y allí se mece dulcemente

Sobre el azul profundo
las olas se visten con
espuma de plata y envuelven
la desnudez de neblina

Solos, el mar y la brisa.
Solos, tu y yo
Flor de sal
sobre la tibia arena

3 comentarios:

  1. El mar testigo mudo de sentimientos.
    Felicidades por tan hermosos versos.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. La flor de sal es una sal especial, como tu poema.

    ResponderEliminar

Gracias por leerme